X

Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Subscribe

Cum sociis natoque penatibus et magnis
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Subscribe elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae eleifend ac, enim. Aenean vulputate eleifend tellus.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Los refugios antiaéreos de València se estrenan como espacios para el arte y el teatro con el Festival 10 Sentidos

El Festival 10 Sentidos, que se celebra en València durante el mes de mayo y cuenta con el patrocinio principal de Caixa Popular, lleva en su edición de 2019 el lema ‘Bestias’ y busca reflexionar sobre las diferentes formas en las que la violencia impregna cada capa de nuestra sociedad. Así, este encuentro con las artes vivas pretende invitar al debate sobre las pulsiones más oscuras del ser humano y sobre la capacidad, o no, del arte para canalizar esa agresividad que nos fascina y nos repulsa a partes iguales. En dicho contexto, y por primera vez desde su recuperación y apertura al público, dos refugios antiaéreos de la Guerra Civil serán convertidos en escenarios para dar rienda suelta a la práctica artística y la creatividad.

En concreto, se trata de las emblemáticas construcciones situadas en el Ayuntamiento de la ciudad y la céntrica calle Serranos, espacios nacidos precisamente del miedo y la violencia. Gracias a la ayuda de la Concejalía de Patrimonio Cultural y Recursos Culturales, en ellos se desarrollarán, respectivamente, las piezas Pedro y el Capitán, de Alteatro Producciones a partir del texto de Mario Benedetti, y la vídeo instalación de Greta Alfaro Fall On Us And Hide Us. A través de esta iniciativa, esos rincones en los que la población trató de protegerse de las bombas y el horror bélico adquieren una  nueva vida como entornos culturales. Pero no pierden su esencia, pues gracias a la toma de conciencia respecto a la agresividad humana que centra el 10 Sentidos 2019, los refugios mantienen su papel como retazos de una dolorosa memoria colectiva.

“Las primeras torturas son horribles, casi siempre vomitaba. Pero la madrugada en que uno deja de vomitar, ahí está perdido. Porque cuatro o cinco madrugadas después empiezas a disfrutar”,  este fragmento corresponde Pedro y el Capitán, de Mario Benedetti, pieza que podrá verse en el refugio antiaéreo del Ayuntamiento de València, edificado en 1938 y destinado, especialmente, a albergar a escolares. Tomando como referencia el texto teatral del uruguayo, Alteatro Producciones realiza aquí una producción en la que se muestra el diálogo entre los personajes: Pedro, un preso político que es torturado, y su torturado, el capitán. Aunque Benedetti se inspiró en las dictaduras sudamericanas del siglo XX, la obra no llega a explicitar las coordenadas concretas en el que se está desarrollando la conversación. Podría ser cualquier lugar, cualquier momento, cualquier rincón del planeta en el que se haya desatado la barbarie de la guerra. Y es que, la obra aborda temas tan lamentablemente universales y transversales a distintas sociedades y momentos históricos como la represión, la tortura y los abusos de poder. Pero también hay momentos para la esperanza, pues aquí también encuentran hueco la libertad, la dignidad y la lealtad a las creencias más íntimas de cada persona.

Esta versión de la pieza de Benedetti cuenta con la dirección de Domingo Ferrandis y las interpretaciones de David Bautista y José M. Soriano. Como explican desde Alteatro Producciones, su montaje de Pedro y el Capitán “no va sobre ‘buenos o malos’ sino sobre la condición humana, nuestra complejidad ¿Qué nos une? ¿Qué nos separa?”. Así, tratan de señalar que circunstancias como una guerra pueden “liberar nuestros instintos más salvajes”. “En la normalidad es más fácil torturar, violar y matar sin tener mala conciencia por ello; sobre todo si te han persuadido para obedecer y odiar al de enfrente”, concluyen.

El otro gran encuentro con los refugios antiaéreos de la ciudad tendrá lugar en el espacio situado en la calle Serranos, uno de los primeros en construirse en 1937 y que fue abierto al público en abril del pasado año. Será en este entorno en el que la artista Greta Alfaro desarrolle su producción Fall On Us And Hide Us. Se trata de un proyecto audiovisual que, según apunta su autora, gira en torno a “la danza macabra, el apocalipsis como algo creado por el ser humano”. También aborda cuestiones como “la celebración cuando no hay nada que celebrar, acorde con el mundo de consumismo ciego en que vivimos”. Vídeo, luz, fotografía y ritmo se entrelazan en esta instalación que llega por primera vez a València.

Los comentarios están cerrados, disculpe las molestias.

X