X

Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Subscribe

Cum sociis natoque penatibus et magnis
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Subscribe elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae eleifend ac, enim. Aenean vulputate eleifend tellus.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

NOTA PRENSA: Los objetos ‘alocaos’ de los padrinos y madrinas del Festival 10 Sentidos

 

Los embajadores del festival escogen los objetos que les inspira el lema de la V edición

 

Ibán Ramón. Diseñador

Recuerdo cómo esta divertida novela pasaba de uno a otro de los miembros de mi familia en mi época de adolescencia. El odioso protagonista, Ignatius Reilly, que algunos ven como una versión moderna del mismísimo Quijote, es, también en este caso, el «todo» en esta obra; un ser patético que se ve obligado, muy a su pesar, a enfrentarse a la vida laboral para pagar una deuda, produciéndose un sin fin de situaciones delirantes. Esta historia de absurdos encierra no pocas críticas a la sociedad norteamericana de la época.
La historia del autor de «La conjura de los necios» es otro de los motivos de mi elección. Tras casi una década tratando de que se publicara el libro, John Kennedy Toole se suicidaría en 1969 a la edad de 32 años, creyéndose un fracasado. Se publicó una década larga después por empecinamiento de la madre, la novela se hizo con el Pulitzer en 1981.

 

 

Daniel Rueda. Arquitecto

Tratar de analizar la película ‘Synecdoche, New York’ en tan sólo unas pocas líneas es un ejercicio tan presuntuoso como inconsciente. Tan inabarcable, como el ejercicio de Caden, el personaje principal de la película, un director de teatro que planea llevar a cabo una obra tan realista que pronto acabará trascendiendo los límites de la ficción.  Estoy convencido de que con tiempo y paciencia podría escribir al menos cien motivos por los que ésta, y no otra, es mi película favorita… Pero para no extenderme sólo mencionaré la dirección y el guión de Charlie Kaufman, el papel de Philip Seymour Hoffman, la música de Jon Brion y la maestría con que cada una de las partes forman un todo maravilloso. Una obra de arte tan real que es difícil de creer.

 

 

Jesús Ge. Poeta

 

Hace años, en el seno del festival 2013 Poetas por Km2, conocí el trabajo y la persona de Roberto Equisoain. Un artista cuya obra pulula entre la edición literaria y la performance. Diría que basa su acción artística en la propia edición editorial, pero siempre desafiando la lógica narrativa y editorial que suele imperar en este campo.

Una de sus últimas creaciones es CAOS, un proyecto de intervención en aquellos libros que llevan la palabra “caos” en su título. La intervención consiste en desencuadernar el libro completamente y volverlo a encuadernar con las páginas desordenadas aleatoriamente. El caos editor llega incluso hasta en la colocación de las páginas que provoca que las páginas sobresalgan de las tapas del libro.

CAOS. Roberto Equisoain. Producciones Escopeta. Diciembre 2015

https://robertoequisoain.com/2015/11/27/caos/

 

Fani Grande. Guionista y escritora

 

Yo elijo un libro, sin duda… Nada mas ‘alocao’ en este momento de virtualismo digital y dependencia de una red, de un enchufe, de una conexión, que un elemento tan autónomo, independiente, certero, culto y en papel. Lleno de letras impresas, que conforman palabras, que completan frases, que se unen en párrafos que cuentan historias o estructuran pensamientos como espinas que se te clavan en el cerebro y te incomodan, si no los pones ‘a pensar’… Sí, elijo un libro porque siempre, siempre, siempre, el libro me ‘aloca’ el cerebro. Ese instante de «quémestácontando», ese momento de meterme en otra realidad que no controlo, esas primeras páginas de incertidumbre por lo escrito por alguien que ya sólo tiene palabras escritas para seducirme… Eso, eso es lo más #alocaos del mundo.

 

 

Merxe Navarro. Arquitecta

 

Reflexionar sobre un tema como el que trata el festival hace que se aparezca ante de mi un objeto que, en realidad, no es un objeto en sí si no más bien un espacio que indetermina un estado: el umbral.  El umbral es esa parte de una puerta situada a nuestros pies en contraposición al dintel que se encuentra sobre nuestras cabezas. Ese breve espacio, apenas unos 10 centímetros, que en tierra de nadie sirve de límite entre el interior y exterior.

¿A partir de qué momento estamos dentro?, ¿cuándo consideramos que es fuera?, ¿podemos vivir en el medio?

 

 

Ramón Marrades. Economista

 

Creo que la extrema racionalidad y la locura están separadas por una frontera permeable.

 

Algunos de los ‘objetos’ culturales que más me fascinan son los frutos del ultra-racionalismo en urbanismo, heredero de la Carta de Atenas, que pretendió entender la ciudad (y la vida de las personas) como una máquina eficiente en perfecto funcionamiento.

 

Proyectos como Brasilia son fruto de un delirio demasiado habitual, de la pretensión megalomaníaca del conocimiento total, de la capacidad de prever y anticipar todos los usos y comportamientos humanos, ofreciendo una felicidad que nunca llega. Locura tecnificada.

Los comentarios están cerrados, disculpe las molestias.

X